¿Y si un día fueras dueño del tesoro más grande del pop?

Yesterday

Una comedia sobre la ética personal, la honestidad y la culpa. Las peripecias de Jack Malik nos plantean qué hacer con nuestros dones y la responsabilidad de compartirlos o no.

Yesterday, dirigida por Danny Boyle, es una película sencilla, en el límite de ser sólo una peliculita, pero desde esa simplicidad podemos extraer preguntas muy llamativas sobre el rol del artista, los límites de la propiedad y qué hacer ante una encrucijada ética.

Con estas características, es un film ideal para ver en familia (también en la escuela, pero ese es otro tema), abriendo conversaciones que desvelen los puntos de vista de cada uno sobre los dilemas morales del protagonista. De paso, es una alegre forma de acercar a los más jóvenes a la música de los Beatles.

Sinopsis

La premisa es tan sencilla como efectiva: A partir de un extraño corte de luz planetario, surge una línea temporal alternativa donde nunca existieron The Beatles. Jack Malik (Hamish Patel), cantante y profesor de primaria con una carrera que no despega –en realidad, como mú

Grabando

sico es malo, se da cuenta que es el único que recuerda al cuarteto de Liverpool.

Entonces, decide usar este tesoro musical, interpretando las canciones de Lennon-McCartney y figurando como autor de todos los temas.

¡Ay, las dudas, siempre las dudas!

Como es de esperar, cual tromba irrumpe en la escena musical. Gracias a la audaz estrategia de Debra, su agente, (Kate McKinnon), en pocas semanas está a un tris de convertirse en una súper estrella.

Pero le entran las dudas ¿Es honesto obtener fama y lucrarse con la obra de otros, aunque en rigor esos autores no existen?

En paralelo -como es una historia de Richar Curtis, no podía faltar el romance- Jack se debate entre tener un amor real y profundo con la chica que siempre ha soñado o ser un ídolo. Pero como esta parte es menos interesante, no hablaremos aquí de ella.

Los dilemas éticos personales
¿Cómo se llama la canción? Yesterday ¿Cuándo la escribiste?

Opiniones aparte sobre la trama, creo que las preguntas que se hace el protagonista, que no puede compartir con nadie, son muy válidas, y las que se pueden proponer sobre lo que le está pasando, dan pie para interesantes conversaciones con niños y jóvenes:

¿Por qué siente remordimiento si no está dañando a nadie?
¿Es legítimo adueñarse de las obras o debiera respetar a los verdaderos autores?
¿Es justo sacar partido personal de algo que no ha creado?
¿No haberlas compuesto él, significa que no le pertenecen?
¿Tendría que guardarse las canciones sólo para él para no traicionar la memoria de los autores?

Antes de seguir, apunto que no hablo de los límites de la creatividad, dónde acaba la inspiración y comienza el plagio, el protagonista recoge la obra lo más fidedignamente posible –dentro lo que le permite la memoria,–sólo cambiando algunas letras por sugerencia del mismísimo Ed Sheeran: Ey, Jude, por el “más actual” Ey, dude (Ey, compi, pana, colega, “notas”)

Síndrome del impostor y responsabilidad personal
Adivina a quién conoce en pleno 2019.

Mientras Jack se revuelve en sus cavilaciones, tras el concierto de lanzamiento le llega al camerino un pequeño submarino amarillo. El mensaje es claro, no es el único que recuerda a los Beatles. Nuestro músico entra en pánico, se siente descubierto, impostor. Emergen todo tipo de fantasías persecutorias, para él es el final.  Cuando conoce a las dos personas que le han enviado el juguete, la escena tiene un giro inesperado, a la vez que esperanzador que nos plantea aún más interrogantes

¿A quién debe honestidad el protagonista?

¿Si en pos de la honestidad se guarda para sí el tesoro que posee, no sería injusto con el resto de la humanidad? Obviamente podemos vivir sin las canciones de los Beatles, seguiríamos trabajando, estudiando, cumpliendo (o no) con nuestras tareas diarias. Pero como toda manifestación de arte, al faltar, nos empobrece aunque sea un poco. Para algunos mucho.

Entonces,  ¿a quién se debe? ¿A su integridad personal o a los demás que reciben encantadas ese regalo?
¿Debería contar el origen real de las obras? ¿Le creerían, lo tomarían por trastornado?

Sobre el final
ética personal
¿Ser una super estrella o ser honesto con sí mismo? ¿Es reñido una cosa con la otra?

Como comenté al inicio, las posibles conversaciones son muchas y muy interesante, como guinda de la torta nos podemos preguntar: ¿Qué otro(s) final(es) podría haber tenido la película? O, lo que es más o menos lo mismo: ¿Qué harías tú en su lugar?

Aunque parezca spoiler, ésta es una pregunta que nos podemos hacer en prácticamente todas las películas. Probablemente la respuesta nos define.

Mira con Atención

Todas las interrogantes que he planteado en el texto. Y cualquier otra que te surja sobre la ética personal y las decisiones personales.

 

Yesterday, All my troubles seemed so far away.

YESTERDAY (2019) ética  personal Decisiones yesterday

Guion: Richard Curtis
Director: Danny Boyle
Con: Himesh Patel, Lily James , Ed Sheeran

En España, disponible en Amazon Prime Video.

 IMDB                                   Filmaffinity

Frozen 2: Soltar el Lastre

 Frozen 2

En la segunda entrega de la franquicia helada Elsa vislumbra que hay “algo en mi interior que quiere ir mucho más allá”. Para descubrirlo y seguir su intuición, necesita ir liviana aunque ello signifique hacer sacrificios personales.
A su vez, la mano de Disney no logra sacudirse el estereotipo del amor romántico aunque cambie de género.

Este post nos lo regala una invitada especial: Nahia Láiz. Actriz, dramaturga, directora y coach ontológica, ha desarrollado un destacado trabajo en el terreno del aprendizaje corporal y las emociones. Continuar leyendo «Frozen 2: Soltar el Lastre»

Envidia, ni tenerla ni temerla.

Amadeus

La vida, éxitos y excesos de Wolfang Amadeus Mozart (Tom Hulcevistos a través de los ojos del compositor Antonio Salieri. Su envidia enfermiza hacia el talento del músico austríaco lo llevan a culparse de su asesinato.

Amadeus cuenta la historia de una envidia abrumadora. Antonio Salieri (F. Murray Abraham) se encomendó a Dios para dedicarse en cuerpo y alma a la música, para ser el “elegido”, el preferido de la corte, marcar una época y ser recordado. Dentro de su limitado talento, todo va saliendo relativamente bien hasta que aparece un crío malcriado, volátil, hedonista e irresponsable pero capaz de crear las obras más sublimes sin demasiado esfuerzo (aparente), un portento de la música. Todo lo que un compositor podría desear. Todo lo que Salieri desea.

A partir de ahí, la vida del músico italiano da un vuelco, se obsesiona, poco a poco se transforma y pone su energía en destruir al «Amado de Dios».

Definiciones

Entendamos un poco esta denostada e incómoda emoción y comencemos por sus definiciones. Según la Rae:

Envidia: 1. f. Tristeza o pesar del bien ajeno. 2. f. Emulación, deseo de algo que no se posee.

Envidiar: 1. tr. Tener envidia de alguien o de algo, dolerse del bien ajeno. 2. tr. Desear o apetecer algo que tienen otros.

Amadeus envidia coaching
Yo y sólo yo puede ser el favorito del emperador.

Otra definición (Word reference) se refiere a ella como: “Sentimiento de tristeza o enojo que experimenta la persona que no tiene o desearía tener para sí sola algo que otra posee.”

Como decía más arriba, la envidia está entre las emociones más desprestigiadas y mal vistas, pero también puede ser una fuente de aprendizaje y transformación. Continuar leyendo «Envidia, ni tenerla ni temerla.»

Guía para la desilusión por Judas Iscariote

Jesus Christ Super Star

Judas es un idealista, un luchador, un tipo comprometido con su tiempo y con su pueblo. Ha puesto todas sus esperanzas, todas sus expectativas, en su amigo y maestro, Jesús de Nazaret. Pero éste no ha cumplido.  La pregunta es ¿Qué le prometió Jesús a Judas y qué fue lo que el discípulo imaginó tenía que ser la misión de su líder?

Un producto de su época

La Semana Santa conmemora la pasión y muerte de Jesucristo. Películas sobre este hito se han hecho muchas y en muchos tonos. La mayoría épicas, otras abiertamente catequísticas o panfletarias y alguna en tono de sátira como La vida de Brian (aunque en rigor, Brian no es J.C.).

Jesus Crist Super Star es la adaptación de una «ópera rock» escrita a principios de los ’70 por Andrew Lloyd Webber y Tim Rice, primero como un disco conceptual que luego fue llevado a escena y que se sigue representando hasta nuestros días.

En su estreno en 1973, la película causó mucho impacto no sólo por ser un musical con estética hippie, si no porque el énfasis del relato está puesto en lo humano, centrando la acción y el tono en la flaqueza y, sobre todo, en la duda de los personajes. Para algunos esto fue considerado una herejía. A pesar de ello, estuvo entre las diez cintas más vistas ese año.

El meta lenguaje

Continuar leyendo «Guía para la desilusión por Judas Iscariote»

Jack Skeleton necesita encontrar su IKIGAI

Pesadilla antes de Navidad / El Extraño Mundo de Jack

En Pesadilla antes de Navidad/El Extraño Mundo de Jack (The Nightmare before Christmas), Jake Skellington, aburrido de la misma rutina de sustos y gritos, quiere repartir la alegría de la Navidad.

cine y psicología ikigai
Santa y uno que no se ha portado muy bien (con él)

Pero su misión pone a Santa en peligro, además de crear una pesadilla para los niños y niñas del mundo y poner su propia vida en peligro. La desazón del Rey Calabaza nos muestra un camino para encontrar nuestra razón de ser.

La navidad y la ficción

Acabamos de terminar todo el ciclo navideño y dependiendo del hemisferio en que te encuentres comienzan las vacaciones de verano o un nuevo ciclo laboral, en ambos casos marcado por propósitos y, muchas veces con intenciones de cambio.

Personalmente, no soy muy amigo de las películas sobre Santa Claus, Papá Noel o Viejito Pascuero (sí, en Chile le llaman así). En general, no comulgo con la idea de contar a los niños que un anciano vestido de rojo en un trineo tirado por renos que vuela desde el polo norte reparte regalos por todo el mundo. Para ser justos, lo mismo me pasa con los tres monarcas de Oriente (y supongo que de África). Y las películas sobre sus aventuras y conflictos no me convencen.

De todos modos, vamos aprovechar para poner el foco y la atención en una película con temática navideña que nos puede regalar grandes lecciones que al fin y al cabo es de lo que se trata este blog. Para ser justos, su temática se reparte entre navidad y halloween, pero la acción se sitúa justo los días antes.

Pesadilla antes de Navidad/El Extraño Mundo de Jack (The Nightmare before Christmas) es una película de animación por stop motion (muñequitos que se mueven cuadro a cuadro), surgida a partir de un concepto de Tim Burton –también productor- y dirigida por Henry Selick.

Ser un  «súper pro» no basta

Continuar leyendo «Jack Skeleton necesita encontrar su IKIGAI»

Son reales las expectativas del otro, o son lo que tú crees que quiere

«Chico conoce a chica en un idílico verano. Chica se reencuentra por sorpresa con chico en el High School. Chica se percata que estando él rodeado de sus amigos, es mucho más pelmazo que solos en la playa.»

Grease

Este amor es para siempre… aunque no nos veremos más.

Este pudo haber sido el «pitching» del creador de Grease a un posible productor. Con esta sencilla premisa se hizo un musical y después la película de 1978 con John Travolta y Olivia Newton John.  A estas alturas, «un clásico» de los musicales y comedias adolescentes. Podemos no compartir su calidad como film, pero es innegable que ha cautivado a una generación que ha transmitido su fascinación a las siguientes.

He de reconocer que al volver a verla para este post me ha cautivado la mezcla de puerilidad, comedia gruesa, pegajosas canciones y coreografías.

Ambientada en un High School californiano en los años ’60, su principal atractivo, además de música y danza es “la química” de sus protagonistas. Una historia sencilla, con tramas y relaciones explícitas que nos ofrece la posibilidad de hablar sobre el modo en que establecemos algunas de nuestras interacciones.

Sobre los estereotipos

Lo primero que reseñar, dado su contexto, es el uso de estereotipos para identificar a los personajes principales: Sandy (Olivia Newton John, la chica inocente; Danny Zuko (John Travolta) el chico malote pero de buen corazón; Rizos (Stockard Channing), la chica mala, libre sexualmente pero en el fondo herida y frágil; así con cada uno de los que tienen líneas de texto. Continuar leyendo «Son reales las expectativas del otro, o son lo que tú crees que quiere»