Elige la vida, elige elegir.

Trainspotting

Elige la vida. Elige un empleo. Elige una carrera. Elige una familia. Elige un televisor grande que te cagas. Elige lavadoras, coches, equipos de compact disc y abrelatas eléctricos…

Así escuchábamos en el año ’97 a Ewan Mc Gregor mientras corría perseguido por agentes de policía y un coche casi lo atropella. Éramos la generación de los ‘90, habíamos crecido en Chile bajo la dictadura de Pinochet, estuvimos llenos de esperanza “y alegría que viene” con la nueva democracia. Trainspotting fue, sin duda, una película fundamental para muchos de nosotros. 

¿Elegir? ¿Qué elegir?

“Elige la vida” comenzaba diciendo Renton (Mc Gregor) acabando con “Elige pudrirte de viejo cagándote y meándote encima en una casa miserable, siendo una carga para los niñatos egoístas y malcriados que has engendrado para reemplazarte. Elige tu futuro. Elige la vida”. No era muy esperanzador, pero bastante realista. Continuar leyendo “Elige la vida, elige elegir.”