Los tiempos cambian, el primer ministro no.

The Crown. Temporada 1

The Crown es un drama histórico que encarna el choque entre lo antiguo y lo nuevo. Lo que hasta ese momento “se ha hecho así” y ha dado resultado. Pero los tiempos cambian, el paradigma de lo que ha sido hasta ese momento Reino Unido se ha transformado. Los protagonistas no siempre están en condiciones de verlo y actuar de acuerdo a ello.

Argumento

The Crown narra los conflictos políticos y la vida íntima de la familia real durante el reinado de Isabel II (Claire Foy) y los eventos que marcan la segunda mitad del siglo XX en Reino Unido… y más allá.

Personalmente lo que más me atrae de esta serie es el encuentro, y pugna, entre el mundo político y el orden mundial con la institución de la monarquía. Para mí, esta arista relacionada con el poder me cautiva más que la tramas relacionadas con los romances o las cuitas entre los miembros de la casa Real.

El trono, la corona… el poder
The crown paradigma ceguera
La boda (de la mano de Jorge VI, el mismo del Discurso del Rey)

Pero hay que decir que en esta serie todo está relacionado con el PODER. La parte del relato que cuenta sus dramas personales también está supeditada a la institucionalidad política o monárquica. Si se obvia el vínculo con el poder y la tradición no se entiende el frustrado romance de la Princesa Margarita (Vanessa Kirby) con Peter Townsend (Ben Miles) o la sensación de castración que experimenta Philippe Mountbatten, Duque de Edimburgo, “el consorte” (Matt Smith).

Pero quien quizás se lleva la palma en esta confrontación constante entre las formas y métodos tradicionales con los que se precisan en la nueva época, es Wiston Churchill, encarnado por John Lithgow.

Don Winston

El experimentado político, héroe y motor de la estrategia militar durante los duros días de la segunda Guerra Mundial, le cuesta ver y aceptar que el Reino Unido ya no es el imperio que fue, que el escenario que se ha abierto tras el conflicto mundial y la Guerra Fría es totalmente diferente.

Gran Bretaña ya no es el actor protagonista, es ahora un intérprete de soporte, importante sí, pero no la estrella de la obra.

Más aún, no logra ver, y si es que lo ve no lo puede aceptar, que los ingleses han cambiado, que los desafíos sociales son otros y para ello necesitan de nuevas maneras de ejercer la política.

Nuevos tiempos, nuevas respuestas
The Crown, ceguera paradigma
Vamos a ver, tampoco pasa nada por un poco de niebla.

Los creadores ilustran esta ceguera del anciano líder conservador en dos momentos que ilustran las dificultades que tiene para enfrentarse al nuevo mundo (nota: en este blog siempre nos referimos a lo que se muestra en la serie, si es un hecho histórico escapa a los conocimientos del autor y sobre todo, está fuera del objetivo de este espacio):

  • Durante la Gran Niebla de 1952, Londres está cubierto por una nube de contaminación ambiental que la sume en una profunda oscuridad durante cuatro días. Los hospitales están abarrotados de personas con problemas respiratorios, que se salda con varios miles de muertos; como no se ve a un metro de distancia, los londinenses no pueden salir a la calle, no pueden circular los vehículos, la gente no va a trabajar, en resumen, la ciudad está colapsada porque. Ante semejante situación, lo que más preocupa a Churchill durante el consejo de Ministros es que el marido de la Reina, Philippe, no debe tomar clases de vuelo.
The Crown, ceguera paradigma
¿Dónde está mi secretaria? ¡Hala, la que se ha armado con la niebla! Creo que vamos a hacer algo.

Lo cierto es que su adversario político y líder de los laboristas, Clement Attlee, (Simon Chandler), a pesar de contar con información privilegiada y anticipada tampoco sabe cómo reaccionar a tiempo y se le pasa la ocasión para lograr un voto de censura al primer Ministro que lo tumbaría. Según se sabe, buena parte de este problema ambiental surge del exceso de uso de carbón para calentarse y mover la economía de post guerra alentado desde el gobierno.  “No podemos solucionar problemas pensando de la misma manera que cuando los creamos”, (cita adjudicada a Einstein).

La ceguera
  • El segundo momento, hacia el final de la temporada, en el homenaje que recibe Churchill por sus 80 años, se le obsequia un cuadro pintado por un célebre pintor británico. Durante las charlas sostenidas entre el pintor Graham Sutherland (Stephen Dillane), y Churchill mientras posa, éste le insiste en que valore que lo que está plasmando va más allá de su persona, representa al que venció al totalitarismo del poder nazi en defensa de los valores de la democracia, representa el poder del Reino Unido.

    Churchill The Crown, paradigma
    Hombre, tampoco es para ponerse así, que ya somos mayorcitos.

Churchill recibe con estupefacción el cuadro, nada de lo que le había dicho se aprecia en el cuadro. Es tanto su disgusto que quiere devolver el cuadro a quienes se lo obsequiaron.

En un nuevo encuentro con el pintor, el viejo político tacha el cuadro de “antipatriótico, traicionero, un cobarde asalto de individualismo de izquierdas” (¡toma ya!). El pintor responde que aceptó el encargo porque le admira y Churchill pregunta si a quienes admira los pinta como monstruos.

Reproduzco el final del diálogo porque es muy gráfico:

Sir Winston Churchill: No es una imagen razonablemente veraz de mí.
Graham Sutherland: ¡Lo es, señor!
Sir Winston Churchill: ¡Que no, que es cruel!
Graham Sutherland: ¡La edad es cruel! Si usted ve decadencia, es porque hay decadencia, si ve fragilidad, es porque hay fragilidad, no puedo ser acusado de ello. Yo me niego a esconder y disfrazar lo que veo. Si se ha embarcado en una lucha contra algo, no es conmigo. Es contra su propia ceguera.

Churchill The Crown Paradigma Mira con atención
El cuadro original ¿tú qué ves?

Sir Winston Churchill: Pienso que tiene que irse.

(El diálogo completo lo puedes leer en inglés aquí).

Días después, Churchill renuncia a su cargo de Primer Ministro. El episodio termina con el cuadro quemándose en el jardín de la casa familiar.

Como no he hablado de la reina, haré una nueva entrada para profundizar en ella y su entorno.

Mira con Atención

¿Cuál es el paradigma del mundo en que tú vives?

¿Cuál es la imagen que tienes de ti? ¿Estás en guerra con tu ceguera o buscando el modo de iluminar los aspectos de ti que no ves?

The Crown (2016 -)

Netflix

Creada por Peter Morgan
Escrita por Peter Morgan, Edward Hemming, Tom Edge, Nick Payne, Duncan MacMillan.

Con Claire Foy; Matt Smith, Victoria Hamilton entre otros.

Más información:

IMDB            Filmaffinity

Desvelar y denunciar a pesar de nuestra ceguera

SPOTLIGHT

Los periodistas de Spotligth investigan con rigor y coraje para desenmascarar una red que protege a sacerdotes que llevan años abusando sexualmente de niños y jóvenes en Boston. Pero su celo periodístico los enfrenta a su propia ceguera anterior.

La película, ganadora del Oscar a la Mejor Película del 2016, se basa en el trabajo de investigación periodística de un equipo del Boston Globe que en 2002 destapó el escándalo de abuso reiterados a menores y la protección institucional a los curas involucrados por parte de la jerarquía de esta ciudad norteamericana. El resultado fue un sacudón para la Iglesia Católica entera.

El argumento

El nuevo director al periódico, Marty Baron (Liev Schreiber) insta al equipo de periodismo de investigación a hacer el seguimiento de una información escrita en una columna de opinión por una colaboradora del medio. Los reporteros comienzan su labor con desconfianza hacia la instrucción del recién llegado, el tema ha estado en el aire varias veces pero, dados los prejuicios contra el abogado defensor de las víctimas y otras circunstancias, no han considerado digno de investigar.

Poco a poco van uniendo testimonios de varias víctimas, relacionando casos que hasta entonces se habían visto como algo aislado. Descubren documentos que dejan ver una estructura destinada a ocultar el escándalo, pero que no sanciona a los abusadores. A la cabeza de todo el entramado va emergiendo el obispo de Boston.

La poderosa iglesia de una ciudad donde más de la mitad de los habitantes son católicos, aparece conforma un aparato institucional perfectamente enterado y preparado para acallar los numerosos casos que cada cierto tiempo aparecen y, sobre todo, evitar que salgan a la luz. Ninguna redacción ha pesquisado esta información y menos enfrentado a la entidad que está detrás.

mira con atención ceguera cognitiva
Para un niño pobre de una familia pobre, la religión pesa mucho. Y cuando un cura te presta atención, es importante.

A medida que avanzan con su trabajo, los actores involucrados, especialmente víctimas y representantes de éstas, hacen notar que la información que ahora los reporteros buscan ya se la habían entregado antes al periódico. ¿Por qué no se había publicado nada más consistente? La sombra de una mano oculta tras el silencio ronda la redacción.

De los datos a las personas y su dolor

A medida que indagan, los periodistas se dan cuenta que no es sólo un tema de números, trascienden la importancia noticiosa y se acercan al dolor de las víctimas. Se involucran y empatizan con ellos, tomando conciencia de la huella indeleble que ha dejado esta experiencia en cada uno. Con este paso, el relato se humaniza dando más vida la historia.

Constatar el sufrimiento y la necesidad de evitar nuevos casos genera roces y discusiones dentro del equipo de reporteros, Mike (Mark Ruffalo) cree en la urgencia de publicar y pugna por hacerlo de inmediato, mientras Walter, el editor (Michael Keaton), consciente de su trabajo como guía del proceso, exige avanzar aún más en la investigación antes de entrar en imprenta.

El coraje
Ceguera- Spotlight Miraconatencion
– Según mis cálculos, el 6% tiene prácticas sexuales con menores.
– ¿El 6% de qué?
– El 6% de todos los curas.

Ir contra una organización tan poderosa en esa ciudad y muy bien relacionada –aspecto que comparte con otros casos de abusos de miembros de la iglesia, como el caso Karadima en Chile- puede tener consecuencias tanto para el medio como para las personas que se involucran en la empresa. A pesar de ello, siguen adelante.

Se puede hacer el bien y a la vez…

Las preguntas y pesquisas son incómodas para los círculos de influencia cercanos a la Iglesia. Sutiles señales, que se transforman en abiertas presiones, les sugieren que no continúen indagando pues los resultados de su reportaje dañará a una institución muy asentada entre los vecinos y que hace un gran bien a la comunidad.

El mensaje sería: la Iglesia que tanto bien hace, no puede hacer daño (y si hubiera alguien que lo hace, denunciarlo afectaría a todos). Esta sentencia encierra una falacia que es también una forma de pensamiento binario: sí se puede hacer el bien por un lado y daño por otro, especialmente si es una organización formada por muchísimas personas.  Para profundizar sobre esta forma de pensamiento puedes leer el post sobre pensamiento binario.

Lo que no vemos, lo que sí.

Cuando los redactores ya han reunido toda la información y están dando los toques finales a la publicación, sale nuevamente la evidencia de que la información para haber comenzado la investigación la habían recibido mucho tiempo antes y más de una vez. Listas de sacerdotes involucrados, testimonios de víctimas e incluso los escritos presentados en tribunales con anterioridad estuvieron disponibles pero no investigaron.

ceguera-spotlight
“Para mí, este tipo de historia es el motivo por el cual hacemos esto.” Marty Baron

Tirando del hilo, Walter se da cuenta que él mismo recibió información relevante años atrás y no valoró que ahí había una historia importante de contar.

En realidad no había ninguna red que intentara acallar los hechos dentro del medio, fueron ellos mismos los que no vieron la noticia. La información estaba allí, no la vieron, no estaban atento a las señales que les enviaba el entorno.

¿Motivos para ello? Pueden influir los juicios poco fundados, el rechazo hacia las personas que traían el mensaje o incluso que lo habían padecido. En la misma historia califican de raros y locos a las personas que luego resultan claves en la investigación. El propio paradigma sobre lo “normal” o lo esperable oculta parte de la realidad. (El silencio que se produce entre los periodistas cuando constatan el número de posibles sacerdotes involucrados resulta muy elocuente).

Y en el contexto de un medio de comunicación, la urgencia de la noticia diaria desplaza a los hechos importantes.

“A veces es fácil olvidar que pasamos la mayor parte de nuestro tiempo tropezando en la oscuridad. De repente una luz se enciende y hay… un sentimiento de culpa que se esparce.”
Marty Baron

¿Y nuestras cegueras?
ceguera- archivos
Buceando en los archivos lo que siempre estuvo allí.

Tal como los periodistas de Spotlight, en nuestra vida cotidiana dejamos de ver aspectos del entorno que pueden ser importantes para el bienestar personal y el de los que nos rodean. La ingente cantidad de datos y estímulos que recibimos obliga a nuestra mente a seleccionar. Pero esta selección no es casual ni aleatoria y habla de nosotros.

Podemos estar ciegos a las señales del entorno, y a los mensajes que nos envían quienes están más cerca, quienes nos quieren o nos necesitan. Enfrascados en nuestros pensamientos, en recordar o proyectar se nos escapan las señales del presente, del ahora.

Por centrarnos en lo que no nos gusta de nuestra vida, en la queja, o fantaseando dejamos pasar oportunidades que pueden ser fundamentales para generar los cambios que deseamos.

Mira con atención

¿Cuál es tu nivel de alerta para descubrir señales que están a tu alrededor?

¿Cuál es tu reacción cuando te das cuenta de tu ceguera anterior (o actual)?

¿Qué haces para ampliar tu campo de visión, aumentando la capacidad de observación sobre tu entorno?

Spotlight 

Guion: Josh SingerTom McCarthy

Director: Tom McCarthy

Con: Michael Keaton, Mark RuffaloRachel McAdams, Liev Schreiber, John Slattery, Stanley Tucci.