Renunciamos al presente pensando en el mañana

“Renunciamos al presente pensando en el mañana. Es absurdo. ¿Cuántas cosas hemos renunciado por causa del futuro, calculando que en este hipotético porvenir la cosas irán mal?

Uno se dice: “Puesto que voy a perderlo todo mañana, ¡Qué más da renunciar a ello ahora mismo! ¿Y para qué vivir bien si he de morir mañana?… ¿Pero qué sabemos nosotros del futuro? ¿Qué conocemos de esos maravillosos segundos que viviremos y que seremos muy felices de vivir en el momento que lleguen?»

Jodorowsky renunciamos al presenteAlejandro Jodorowsky: La Sabiduría de los Cuentos

Hace un par de semanas leí el trozo citado arriba y me vino una imagen de Tres Anuncios en las Afueras: el jefe Willowghby quitándose la vida al saber que tiene una enfermedad terminal muy avanzada. Según él mismo lo explica, lo hace para ahorrar a su familia el sufrimiento que les espera. (La entrada Puedes leerla aquí)

Los cuentos tradicionales
El dolor de entonces tres anuncios
Un día inolvidable, junto al lago, las niñas jugando a la pesca…

Los relatos de los que Jodorowsky extrae estas enseñanzas hablan de dos estrategias -llenas de picardía- para no perder la esperanza, y actuar hasta el último momento porque puede que ocurra algo que salve la situación.

Pero, aún asumiendo que no sabemos qué nos trae el futuro, que algo puede pasar que tuerza lo que parece inevitable, también hay que aceptar que existen encrucijadas a las que siguen caminos casi imposibles de desviar.

Sé lo que es mejor para ti, por eso decido yo

Sólo me detendré unas pocas líneas en los motivos de la decisión del jefe policial. Para ello cito el contenido de la carta que deja a Anne (Abbie Cornish), su mujer:

“Esta Woody Harrelson miraconatenciones una cuestión de valentía. No un valor para enfrentar las balas. El sufrimiento de los meses siguientes dolerá más comparado con un tiro instantáneo. No, es el valor de sopesar los próximos meses de estar todavía contigo, de despertarme contigo, de jugar con las niñas, contra los próximos meses de ver en tus ojos cuánto te está matando mi dolor. Cómo mi cuerpo debilitado al tiempo que se desvanece y tú atendiéndolo, son tus recuerdos finales y duraderos de mí. No permitiré eso. Quiero que tu último recuerdo sea que estamos en la orilla del río, y ese tonto juego de pesca (…) Bill.»

commit suicide three billboards outsideBill elige evitar ver en los ojos de su familia el dolor que mata. Podemos enfocarlo desde dos puntos de vista: él quiere ahorrase la visión de los ojos de su mujer o, querer evitárselo a Anne, que ella no sufra.

Siempre en base al amor que siente por ellas, él ha decidido por todos algo que les incumbe a todos -especialmente a Anna porque es adulta como él. No dejar elegir a otro adulto, le quita su condición de adulto. No me extiendo más en este punto porque puedes leerlo en esta otra entrada: Deadpool.

Tierra de Penumbras

debra winger joy shadowlands
Joy

Otra manera de enfrentar la misma encrucijada la encontramos en la historia del Tierra de Penumbras/ Tierra de Sombras (Shadowlands) (1993), película dirigida por Richard Attembouroug, con guión de William Nicholson, basado en su propia obra de teatro.

Argumento: El escritor inglés C.S. Lewis –Jack en la intimidad- (Anthony Hopkins) lleva una vida sobria y ordenada, rigurosamente marcada por su trabajo académico y literario. Hasta que conoce a la poeta estadounidense Joy Gresham (Debra Winger). La espontaneidad y energía de ella le insufla un nuevo sentido a la vida del escritor. Se hacen amigos, luego enamoran y se casan. Viven días intensos, llenos de experiencias reales, trascendiendo la pura literatura.

Al igual que el comisario Willougby, Joy es diagnosticada de una enfermedad terminal que acabará con su vida en poco tiempo.

El acuerdo
winger mira con atencion
Luna de Miel

La pareja recorre junta el camino hacia la muerte de Joy. La historia se resume en una frase dicha por ella mientras disfrutan su luna de miel:

“El dolor de entonces, es parte de la alegría actual. Ese es acuerdo”.

Jack y Joy conocen el final que les espera. No hay negación del dolor ni falsas esperanzas.

Saben que sufrirán -lo que probablemente no sabe el escritor es cuánto se puede llegar a sufrir y ese es parte de su aprendizaje-. Asumen el dolor como parte de la vida compartida y, sobre todo, exprimen los instantes hasta el final. No renuncian a la felicidad de hoy por lo que traerá el futuro.

 

hopkins mazzarello mira con atencion
– Jack, habla con él.
– No sé qué decirle.
– No importa, sólo habla.

Quiero puntualizar que lo que invito a mirar con atención es la decisión de no renunciar al presente por un futuro -más o menos concreto- de dolor o pérdida. No hay de por medio ningún tipo de referencia moral, del «deber ser», o religiosa en la forma de vivir el momento, especialmente considerando que C.S Lewis es un católico ferviente. Según cuenta la película, no hay un imperativo religioso en su elección, se basa enel profundo sentimiento del uno hacia el otro. De hecho, el dolor que experimenta el escritor lo lleva a cuestionarse las ideas que él mismo difundía antes de conocer a Joy.

Sobre el dolor

A propósito del dolor y el sufrimiento, me permito una pequeña digresión: En la película, Lewis plantea que “Dios nos grita en el dolor, es el altavoz que utiliza para despertar a un mundo sordo«. El dolor como despertador es un concepto que, curiosamente conecta con lo que vive un personaje de ficción que vive en un contexto muy diferente, pero que tiene también aspectos también muy similares a Lewis: Walter White en Breaking Bad (Leer aquí).

Lo que dejamos de vivir, lo que dejamos de aprender

renunciamos al presenteVolviendo a Tres Anuncios en las Afueras, el creador al escribir la historia necesita que Willoughby desaparezca del pueblo para ayudar a la transformación de quienes lo rodean. No es una película sobre la pérdida, lo que no quita que no podamos sacar aprendizajes de ello y hacernos algunas preguntas más:
¿Cuántos momentos más como esa tarde junto al río con Anna y sus niñas no vivirán? ¿Qué aprendizajes podrían haber incorporado durante ese tiempo de dolor?

Mira con atención

¿Cuántas veces has renunciado al presente para evitar un posible dolor futuro?
¿De qué forma el hipotético futuro está definiendo tu modo de vivir –disfrutar, aprender de- el presente? ¿Qué te estás perdiendo?
¿Qué dolores estás intentando evitar renunciando al bienestar actual?
¿Tienes certeza de que llegará ese dolor o infortunio en el futuro y es inevitable?

 

Tierra de Penumbrasshadowlands hopkins

Trailer en inglés

Escrita por: William Nicholson basado en su propia obra de teatro.
Director: Richard Attenborough
Con Anthony Hopkins, Debra Winger y Edward Hardwicke, entre otros.

En España disponible en  Amazon Prime Video (sólo en Castellano). También se puede ver en Youtube.

Tres anuncios tranformadores

Tres anuncios en las afueras (2017)

En esta película ambientada en el pequeño pueblo Ebbing, Missouri, subyace una distinción significativa: los juicios sobre los demás, bien o mal fundamentados- determinan nuestras relaciones.

La cinta escrita y dirigida por Martin McDonagh, nos muestra cómo un cambio profundo y emocional, se logra generar al recibir acciones concretas más que palabras. Los catalizadores de la evolución de los personajes son gestos significativos, basados en la aceptación incondicional, que les regalan otras personas.

“Mildred Hayes (Frances McDormand), una mujer de 50 años cuya hija adolescente ha sido violada y asesinada, decide iniciar por su cuenta una guerra contra la Policía de su pueblo, Ebbing, al considerar que no hacen lo suficiente para resolver el caso y que se haga justicia. Su primer paso es contratar unas vallas publicitarias denunciando la situación y señalando al jefe de policía, William Willoughby , como responsable principal de la pasividad policial.” (FILMAFFINITY)

Mildred (Frances McDormand)

Mildred es la madre de Angela hayes, la chica asesinada, vive la ineficacia de los policías como una injusticia y canaliza su rabia de un modo peculiar: publicando los tres anuncios a la entrada del pueblo.

Tres anuncios cine y coachin
1. Violada mientras muere
2. ¿Todavía no hay arrestos?
3. ¿Qué pasa comisario Willoughby?

A medida que el relato avanza su ira se acrecienta y sus métodos no se basan el la palabra, son acciones concretas tanto de ataque como defensa.

Personajes con matices y facetas

La riqueza de la película, junto a la evolución de la trama y el nivel sobresaliente de las actuaciones, es la cantidad de matices que tienen los personajes y cómo nos los van dejando  ver. Esta propuesta va dejando entre paréntesis nuestros juicios y hace difícil tomar partido por uno u otro  personaje. No hay buenos o malos, hay personas con múltiples facetas y vivencias.

A medida que avanza la historia y cambia el punto de vista, vemos de otra manera a quienes forman parte de esa comunidad.

Tres Anuncios en las Afueras no es una película policial que intenta dilucidar un caso y encontrar al culpable. La médula de ésta es el viaje de transformación que emprenden los protagonistas.

El jefe Willoughby (Woody Harrelson)

tres anuncios cine woody harrelsonEl director y guionista al inicio nos muestra al jefe de policía como incapaz de avanzar en la investigación y lograr resultados. Más tarde vemos sus capas: es un tío duro; tiene gran corazón; ama profundamente a su mujer y su hijas; lidera como mejor puede al grupo de ineptos colaboradores; y está comprometido con su comunidad.

Al tanto de esos matices, nuestros juicios sobre él se moderan y también le damos la razón a él cuando le dice a Mildred que su acusación es injusta a pesar de emerger de una emoción verdadera; de su más profundo dolor.

Por otro lado, la enfermedad terminal que padece el oficial lo lleva a una decisión controvertida. Su deseo de evitar que su mujer y sus hijas carguen con el dolor de su deterioro le lleva a quitarse la vida (sobre esta vivencia puedes profundizar en este entrada). Nos es difícil juzgarle por ello.

El comisario quiere dejar un legado a los suyos tras su muerte. Para ello les escribe cartas personalizadas. El más significativo para la historia es el que le “envía” al agente Dixon.

Dixon (Sam Rockwell)
sam rockel frances mcdormand
No hagas caso a quien entra diciéndote capullo

Este basto policía encarna rasgos condenables no sólo en un agente, en cualquier persona: es racista, homófobo y abusa de su pequeño poder -digo pequeño porque lo ejerce en una comunidad pequeña, no por las implicaciones de sus acciones.  Es un personaje repelente, hacia el que es muy difícil sentir algún tipo de simpatía. (Por este trabajo Rockwell ganó el Oscar al mejor actor secundario)

El mensaje de Willoughby le insta a revisar su modo de ver el mundo y sus relaciones. Sorprende que apuesta por él, vaticinándole que “tienes madera para llegar a ser un policía excelente. Porque eres un buen hombre… pero tienes demasiada rabia».

Nos parece una idea absurda viendo cómo es el agente. Pero el comisario escribe desde un lugar diferente, quizá gracias a la sabiduría del que sabe que le queda poca vida: la aceptación incondicional.

Parte de la creencia profunda en el otro, a pesar de su exterior cargado de brutalidad. El superior deja de lado sus juicios y ve en Dixon la chispa que despierta la transformación.

La lectura de la carta gatilla el primer paso en el cambio de Dixon: salvar el expediente de la hija de Mildred.

Un encuentro inesperado

El segundo momento que vive Dixon proviene de un gesto, de una acción que otro tiene con él.

En el hospital, mientras se cura de las quemaduras infringidas de forma negligente por la propia Mildred en su ataque a la comisaría; comparte habitación con Red Welby (Caleb Landry Jones) el publicista al que él mismo tiró por la ventana a en su impulsivo acto de venganza por la muerte de su jefe.oscar 2017 mira con atención

Enlace a la escena (en inglés): https://youtu.be/EfbrHhkFIiw

Dixon le revela su identidad; el joven editor hace algo tan simple como compartir con Dixon un zumo con  pajita para que pueda beberlo a través de sus vendas. Es un gesto de aceptación de los hechos por parte del chico que cala profundo en Dixon, profundizando en su viaje de redención.

Mildred y Dixon

frances mcdormand cine y coachingDixon es testigo de una información que permitiría identificar al asesino Ángela. Visita a Mildred para compartir esta revelación. Es la primera tabla a la cual ella puede agarrarse.

Como hemos visto antes, un personaje es ayudado por alguien a quien a agredido con anterioridad, en este caso en el incendio. Quien se transforma ahora es Mildred.sam rockwell tres anuncios en las afueras

Juntos comienzan un viaje para encontrar al asesino. El resultado es incierto dado el final abierto de la película. Lo que es seguro es que nada vuelve a ser como antes.

Aceptación

El devenir de los personajes de Tres Anuncios en las  Afueras es un ejemplo del concepto acuñado por Humberto Maturana en la Biología del Amor: aceptar al otro como un legítimo otro en la diferencia, bajo la premisa del respeto mutuo.

Mira con Atención

¿Cuáles son los gestos transformadores que han sido importantes en tu vida?
¿Qué gestos transformadores de perdón, de acercamiento, de generosidad podrías hacer en tus actuales circunstancias? ¿Hacia quién? ¿Por qué aún no los has hecho?

Agradecimiento:
Para la redacción de esta entrada agradezco el aporte de Antonio Alarcón entregado en su charla sobre el cine y coaching en la biblioteca Mario Vargas Llosa de Madrid (antonioalarcon.es)

Tres anuncios en las afueras (2017)

Tres anuncios miraconatencion cine y desarrollo Dirección y guión por Martin McDonagh
Con: Frances McDormand; Woody Harrelson, Sam Rockwell, Caleb Landry Jones entre otros

Disponible en España en Movistar Plus.

IMDB                                        Filmaffinity

2018: Seguir aprendiendo como espectador

Hace algo más de un año comencé este blog como invitación a mirar con atención la ficción audiovisual, extrayendo de ella aprendizajes que aporten a nuestras vidas.

Como explicaba en la entrada de presentación, «las historias son experiencias emocionales con significado» (Robert Mckee) y la búsqueda de este significado es una fuente relevante de aprendizajes y sabiduría.

Nuestra materia prima: la ficción
cine y coaching ontologico
Familia que ve la tele unida…

Desde hace más de un siglo se hacen películas de cine y, algo menos, las series de televisión ocupan una parte importante de la programación. Pero nunca como ahora han estado tan a la mano.

Si hasta hace poco teníamos que ir al cine para ver las películas, y si no podías verla en la gran pantalla había que esperar a una reposición o que la pusieran en televisión. Y en la pequeña pantalla, tanto películas como series se programaban en un día y hora. Si no estabas en ese momento frente al aparato te lo perdías. Si esto ocurría, nos conformábamos con los comentarios de otros al día siguiente o, si era el caso, intentar ponernos al día con el resumen “en capítulos anteriores”.

Hoy  podemos ver casi cualquier historia en casi cualquier momento. Basta tener conexión a internet o habérnosla descargado previamente en nuestro equipo. Si además, ni siquiera necesitamos tener un televisor delante, la vemos en el ordenador, Tablet, teléfono móvil o a través de la consola.

Entonces, habiendo tanta disponibilidad de ver ficción, de empaparnos de estas experiencias emocionales y cognitivas, tenemos que aprovechar la oportunidad de usarla como fuente de aprendizajes además de entretenernos. Continuar leyendo «2018: Seguir aprendiendo como espectador»

Cómo reconocer el resentimiento (y salir de él) Traispotting (y T2)

Dolor y enojo retenidos, enfriados y cronificados

La anterior entrada hablaba del resentimiento y el deseo de venganza en Trainspotting 2, cómo, después de veinte años, el regreso de Renton a Edimburgo nos muestra que las heridas no se han sanado ni las afrentas olvidadas.

Dado que el resentimiento es un estado de ánimo recurrente en muchos de nosotros y que su sola presencia nos ata a una experiencia concreta durante mucho tiempo, he querido profundizar en este tema, centrándome con detalle en cómo sería la línea de pensamiento de Sick Boy (Jonny Lee Miller) y Begbie (Robert Carlyle) ante lo ocurrido con su “ex” amigo Renton (Ewan McGregor).

Brevemente, recordemos que al final de Trainspotting, Renton se lleva el dinero de un negocio que habían hecho entre los cuatro. Ese dinero le sirve para rehacer su vida y abandonar la heroína. Al comienzo de la segunda parte, vuelve a Edimburgo y se re encuentra con sus ex compañeros.

Estructura lingüística del resentimiento

En coaching ontológico se le llama a este ejercicio “reconstrucción lingüística de las emociones y estados de ánimo”.

Para realizar esta reconstrucción, te invito, amable lector, a ponerte en la piel de estos dos jóvenes escoceses para imaginar cómo han sido sus conversaciones interiores, las que tienen y han tenido con sí mismos. Continuar leyendo «Cómo reconocer el resentimiento (y salir de él) Traispotting (y T2)»

Ganar y perder la confianza (cuidado con quién te deja de encargado)

El Encargado (cortometraje)

¿Te has dado cuenta lo fácil que es hacer que los niños pierdan la confianza en nosotros? Delegar una importante misión en un niño que arriesga la piel en ella, para luego ser totalmente obviado, es una gran forma de lograrlo.

Antes de empezar, nos presentamos
Antes de empezar, nos conocemos

Hace un par de domingos hicimos junto a la actriz y coach Nahia Láiz el segundo taller “Mira con Atención” en la escuela de jóvenes actores Primera Toma Coach.

La actividad es una propuesta a ver el cine del modo en que lo hacemos en este blog, haciendo preguntas, buscando claves y distinciones que sirvan para vivir mejor.

En esta segunda edición vimos el cortometraje El Encargado escrito por Sergio Barrejón y Nacho Vigalondo, dirigido por Barrejón.

El corto dura ocho intensos minutos, ambientados en una sala de clases y actuado por unos estupendos niños actores. Para no alargar contando el argumento, mejor es verlo completo aquí:

EL ENCARGADO from Jon D. Domínguez on Vimeo.

El giro final

Continuar leyendo «Ganar y perder la confianza (cuidado con quién te deja de encargado)»

Aprender como espectador

“Una historia bien contada nos ofrece aquello
que no podemos obtener de la vida:
una experiencia emocional con significado.” Robert Mc Kee.

Nuestro laboratorio emocional

Las historias nos sirven de “campo de experimentación” emocional, no sólo a sus creadores, también a quienes las vemos, leemos u oímos.

Cuántas veces nos preguntamos ante una película o novela ¿qué haría yo en el lugar del protagonista? ¿reaccionaría igual que ella o él, lo haría de otro modo?

Vale apuntar que la base de cualquier relato es el conflicto, entendiéndolo como fuerzas que se oponen, que tienen un objetivo contrapuesto o, siendo el mismo objetivo, un plan diferente para lograrlo. Por eso, cuando en una historia los personajes reaccionan del modo menos armónico o “se buscan conflictos”, tengamos presente que sin éstos no habría historia (o serían “no historias” como los Teletubies).

Esto nos ocurre también en la vida cotidiana, muchas veces “buscamos conflictos», guiados por nuestra obcecación, orgullo o simple deporte. Continuar leyendo «Aprender como espectador»

En el comienzo fue un big bang.

Aquí no hablaré del origen del universo. Eso está muy lejos de mi intención y, sobre todo, de mis conocimientos.

¿De qué hablaré aquí, entonces?

En este blog quiero aprovechar mi experiencia personal y profesional en ámbitos distintos -psicología, formación, coaching, guion y escritura dramática- para compartir reflexiones que nos ayuden a mejorar nuestra vida .

Había una vez un niño…

De pequeño viví inmerso en un mundo de historias, las que me contaban mis hermanos o mis jefes de scouts; las que leía en libros y revistas; las que veía en televisión y en el cine.

Junto con empaparme de cuentos y relatos, poco a poco las iba inventando. Sin darme cuenta me iba convirtiendo en contador de historias, creador de personajes y tramas.

Entonces…

Pero no lo supe hasta mucho después. Durante un largo tiempo, dado mi entorno familiar y escolar, yo me consideraba a mí mismo alguien ordenado, colaborador, solidario, serio (muy serio), pero no un creador.

Me sentía muy lejos de cualquier cosa que tuviera que ver con lo artístico. A pesar de las evidencias –escribía y montaba las obras de teatro de mi clase, participaba en los vídeos- yo seguía pensando que no pertenecía a ese mundo.

Recuerdo que un compañero de clase me sugirió que estudiara cine y yo me reí. Eso no tenía nada que ver conmigo, yo estudiaría y me preparararía para algo “importante” y muy comprometido con el servicio a otros.

Después…
La máquina con que se escribió «Ensayo sobre la Ceguera»

descubrí que pocas cosas hay más “importantes” que crear una historia con pasión y compromiso, que a la vez puede ser uno de los mayores servicios que podemos hacer por los demás.

¿Y qué pasó?

De pronto, bien entrados los veintitantos, vi que lo que estaba haciendo con mi vida poco tenía que  ver con los planes que imaginaba al salir del colegio. Era parte de equipos de rodaje y a falta de estudios formales, aprendía a marcha forzada cada día de trabajo.

Pero cuando no encontraba mi lugar en el audiovisual, volvía al mundo de la psicología, a las empresas, a trabajar como consultor y formador.  Así alternando por las buenas y las malas hasta hoy.

¿Bueno, y el blog de qué va?

Este blog une ambos mundos, el de la creación, las historias, la dramaturgia y el cine, con el desarrollo personal, el crecimiento y  aprendizaje emocional.

Voy a tomar lo que ambos mundos me han enseñado para invitarte a mirar de un modo diferente, Mirar con atención para encontrar claves que te ayuden a vivir una vida mejor.

Aquí empezamos.