Renunciamos al presente pensando en el mañana

“Renunciamos al presente pensando en el mañana. Es absurdo. ¿Cuántas cosas hemos renunciado por causa del futuro, calculando que en este hipotético porvenir la cosas irán mal?

Uno se dice: “Puesto que voy a perderlo todo mañana, ¡Qué más da renunciar a ello ahora mismo! ¿Y para qué vivir bien si he de morir mañana?… ¿Pero qué sabemos nosotros del futuro? ¿Qué conocemos de esos maravillosos segundos que viviremos y que seremos muy felices de vivir en el momento que lleguen?»

Jodorowsky renunciamos al presenteAlejandro Jodorowsky: La Sabiduría de los Cuentos

Hace un par de semanas leí el trozo citado arriba y me vino una imagen de Tres Anuncios en las Afueras: el jefe Willowghby quitándose la vida al saber que tiene una enfermedad terminal muy avanzada. Según él mismo lo explica, lo hace para ahorrar a su familia el sufrimiento que les espera. (La entrada Puedes leerla aquí)

Los cuentos tradicionales
El dolor de entonces tres anuncios
Un día inolvidable, junto al lago, las niñas jugando a la pesca…

Los relatos de los que Jodorowsky extrae estas enseñanzas hablan de dos estrategias -llenas de picardía- para no perder la esperanza, y actuar hasta el último momento porque puede que ocurra algo que salve la situación.

Pero, aún asumiendo que no sabemos qué nos trae el futuro, que algo puede pasar que tuerza lo que parece inevitable, también hay que aceptar que existen encrucijadas a las que siguen caminos casi imposibles de desviar.

Sé lo que es mejor para ti, por eso decido yo

Sólo me detendré unas pocas líneas en los motivos de la decisión del jefe policial. Para ello cito el contenido de la carta que deja a Anne (Abbie Cornish), su mujer:

“Esta Woody Harrelson miraconatenciones una cuestión de valentía. No un valor para enfrentar las balas. El sufrimiento de los meses siguientes dolerá más comparado con un tiro instantáneo. No, es el valor de sopesar los próximos meses de estar todavía contigo, de despertarme contigo, de jugar con las niñas, contra los próximos meses de ver en tus ojos cuánto te está matando mi dolor. Cómo mi cuerpo debilitado al tiempo que se desvanece y tú atendiéndolo, son tus recuerdos finales y duraderos de mí. No permitiré eso. Quiero que tu último recuerdo sea que estamos en la orilla del río, y ese tonto juego de pesca (…) Bill.»

commit suicide three billboards outsideBill elige evitar ver en los ojos de su familia el dolor que mata. Podemos enfocarlo desde dos puntos de vista: él quiere ahorrase la visión de los ojos de su mujer o, querer evitárselo a Anne, que ella no sufra.

Siempre en base al amor que siente por ellas, él ha decidido por todos algo que les incumbe a todos -especialmente a Anna porque es adulta como él. No dejar elegir a otro adulto, le quita su condición de adulto. No me extiendo más en este punto porque puedes leerlo en esta otra entrada: Deadpool.

Tierra de Penumbras

debra winger joy shadowlands
Joy

Otra manera de enfrentar la misma encrucijada la encontramos en la historia del Tierra de Penumbras/ Tierra de Sombras (Shadowlands) (1993), película dirigida por Richard Attembouroug, con guión de William Nicholson, basado en su propia obra de teatro.

Argumento: El escritor inglés C.S. Lewis –Jack en la intimidad- (Anthony Hopkins) lleva una vida sobria y ordenada, rigurosamente marcada por su trabajo académico y literario. Hasta que conoce a la poeta estadounidense Joy Gresham (Debra Winger). La espontaneidad y energía de ella le insufla un nuevo sentido a la vida del escritor. Se hacen amigos, luego enamoran y se casan. Viven días intensos, llenos de experiencias reales, trascendiendo la pura literatura.

Al igual que el comisario Willougby, Joy es diagnosticada de una enfermedad terminal que acabará con su vida en poco tiempo.

El acuerdo
winger mira con atencion
Luna de Miel

La pareja recorre junta el camino hacia la muerte de Joy. La historia se resume en una frase dicha por ella mientras disfrutan su luna de miel:

“El dolor de entonces, es parte de la alegría actual. Ese es acuerdo”.

Jack y Joy conocen el final que les espera. No hay negación del dolor ni falsas esperanzas.

Saben que sufrirán -lo que probablemente no sabe el escritor es cuánto se puede llegar a sufrir y ese es parte de su aprendizaje-. Asumen el dolor como parte de la vida compartida y, sobre todo, exprimen los instantes hasta el final. No renuncian a la felicidad de hoy por lo que traerá el futuro.

 

hopkins mazzarello mira con atencion
– Jack, habla con él.
– No sé qué decirle.
– No importa, sólo habla.

Quiero puntualizar que lo que invito a mirar con atención es la decisión de no renunciar al presente por un futuro -más o menos concreto- de dolor o pérdida. No hay de por medio ningún tipo de referencia moral, del «deber ser», o religiosa en la forma de vivir el momento, especialmente considerando que C.S Lewis es un católico ferviente. Según cuenta la película, no hay un imperativo religioso en su elección, se basa enel profundo sentimiento del uno hacia el otro. De hecho, el dolor que experimenta el escritor lo lleva a cuestionarse las ideas que él mismo difundía antes de conocer a Joy.

Sobre el dolor

A propósito del dolor y el sufrimiento, me permito una pequeña digresión: En la película, Lewis plantea que “Dios nos grita en el dolor, es el altavoz que utiliza para despertar a un mundo sordo«. El dolor como despertador es un concepto que, curiosamente conecta con lo que vive un personaje de ficción que vive en un contexto muy diferente, pero que tiene también aspectos también muy similares a Lewis: Walter White en Breaking Bad (Leer aquí).

Lo que dejamos de vivir, lo que dejamos de aprender

renunciamos al presenteVolviendo a Tres Anuncios en las Afueras, el creador al escribir la historia necesita que Willoughby desaparezca del pueblo para ayudar a la transformación de quienes lo rodean. No es una película sobre la pérdida, lo que no quita que no podamos sacar aprendizajes de ello y hacernos algunas preguntas más:
¿Cuántos momentos más como esa tarde junto al río con Anna y sus niñas no vivirán? ¿Qué aprendizajes podrían haber incorporado durante ese tiempo de dolor?

Mira con atención

¿Cuántas veces has renunciado al presente para evitar un posible dolor futuro?
¿De qué forma el hipotético futuro está definiendo tu modo de vivir –disfrutar, aprender de- el presente? ¿Qué te estás perdiendo?
¿Qué dolores estás intentando evitar renunciando al bienestar actual?
¿Tienes certeza de que llegará ese dolor o infortunio en el futuro y es inevitable?

 

Tierra de Penumbrasshadowlands hopkins

Trailer en inglés

Escrita por: William Nicholson basado en su propia obra de teatro.
Director: Richard Attenborough
Con Anthony Hopkins, Debra Winger y Edward Hardwicke, entre otros.

En España disponible en  Amazon Prime Video (sólo en Castellano). También se puede ver en Youtube.

Envidia, ni tenerla ni temerla.

Amadeus

La vida, éxitos y excesos de Wolfang Amadeus Mozart (Tom Hulcevistos a través de los ojos del compositor Antonio Salieri. Su envidia enfermiza hacia el talento del músico austríaco lo llevan a culparse de su asesinato.

Amadeus cuenta la historia de una envidia abrumadora. Antonio Salieri (F. Murray Abraham) se encomendó a Dios para dedicarse en cuerpo y alma a la música, para ser el “elegido”, el preferido de la corte, marcar una época y ser recordado. Dentro de su limitado talento, todo va saliendo relativamente bien hasta que aparece un crío malcriado, volátil, hedonista e irresponsable pero capaz de crear las obras más sublimes sin demasiado esfuerzo (aparente), un portento de la música. Todo lo que un compositor podría desear. Todo lo que Salieri desea.

A partir de ahí, la vida del músico italiano da un vuelco, se obsesiona, poco a poco se transforma y pone su energía en destruir al «Amado de Dios».

Definiciones

Entendamos un poco esta denostada e incómoda emoción y comencemos por sus definiciones. Según la Rae:

Envidia: 1. f. Tristeza o pesar del bien ajeno. 2. f. Emulación, deseo de algo que no se posee.

Envidiar: 1. tr. Tener envidia de alguien o de algo, dolerse del bien ajeno. 2. tr. Desear o apetecer algo que tienen otros.

Amadeus envidia coaching
Yo y sólo yo puede ser el favorito del emperador.

Otra definición (Word reference) se refiere a ella como: “Sentimiento de tristeza o enojo que experimenta la persona que no tiene o desearía tener para sí sola algo que otra posee.”

Como decía más arriba, la envidia está entre las emociones más desprestigiadas y mal vistas, pero también puede ser una fuente de aprendizaje y transformación. Continuar leyendo «Envidia, ni tenerla ni temerla.»

Guía para la desilusión por Judas Iscariote

Jesus Christ Super Star

Judas es un idealista, un luchador, un tipo comprometido con su tiempo y con su pueblo. Ha puesto todas sus esperanzas, todas sus expectativas, en su amigo y maestro, Jesús de Nazaret. Pero éste no ha cumplido.  La pregunta es ¿Qué le prometió Jesús a Judas y qué fue lo que el discípulo imaginó tenía que ser la misión de su líder?

Un producto de su época

La Semana Santa conmemora la pasión y muerte de Jesucristo. Películas sobre este hito se han hecho muchas y en muchos tonos. La mayoría épicas, otras abiertamente catequísticas o panfletarias y alguna en tono de sátira como La vida de Brian (aunque en rigor, Brian no es J.C.).

Jesus Crist Super Star es la adaptación de una «ópera rock» escrita a principios de los ’70 por Andrew Lloyd Webber y Tim Rice, primero como un disco conceptual que luego fue llevado a escena y que se sigue representando hasta nuestros días.

En su estreno en 1973, la película causó mucho impacto no sólo por ser un musical con estética hippie, si no porque el énfasis del relato está puesto en lo humano, centrando la acción y el tono en la flaqueza y, sobre todo, en la duda de los personajes. Para algunos esto fue considerado una herejía. A pesar de ello, estuvo entre las diez cintas más vistas ese año.

El meta lenguaje

Continuar leyendo «Guía para la desilusión por Judas Iscariote»

Descubre «el sortilegio abúlico» que te mantiene encerrado

El Ángel Exterminador

Hoy vamos a hablar de un clásico, una de las obras más inquietantes de Luis Buñuel, sabiendo que la mayoría de la obra de este aragonés es muy inquietante.

El argumento es “simple”: un grupo aristócratas, todos muy elegantes y compuestos, se reúnen a cenar en una mansión. Tras la cena, a la hora de irse, nadie lo hace. Al principio es algo sutil casi no lo notan, pero las horas pasan, se quedan a dormir allí y nadie se abandona el lugar. No sólo no abandona la casa, los más de quince invitados ni siquiera sale del salón en que se encuentran.

Pasan los días y no hay caso, no salen. A medida que el tiempo avanza, los refinados comportamientos que acompañan a la “alta sociedad” se van perdiendo a la vez que se despojan de sus rígidos vestuarios. La degradación física y moral se apodera de su interacción. Sin quererlo se convierten en supervivientes dentro del salón, en una especie de náufragos cuya isla es el reducido espacio dentro de la mansión.

Como si esto no fuera suficiente, desde fuera tampoco nadie entra. Llegan hasta la reja y de ahí no pasan.

¿Qué les impide salir?

Lo inquietante de la película y su gran acierto es que no hay una fuerza exterior que les impida moverse. No se trata de algún ente que les prohíbe moverse, no hay monstruo, no hay policía ni ejército ni una masa enfurecida amenazante. Todo está dentro.

Ellos mismos hablan de “la abulia” que les embarga y les impide moverse. Llegan hasta el límite de la estancia y no dan el paso. “Nada” les impide cruzar esa imaginaria barrera pero no lo hacen. Continuar leyendo «Descubre «el sortilegio abúlico» que te mantiene encerrado»

Son reales las expectativas del otro, o son lo que tú crees que quiere

«Chico conoce a chica en un idílico verano. Chica se reencuentra por sorpresa con chico en el High School. Chica se percata que estando él rodeado de sus amigos, es mucho más pelmazo que solos en la playa.»

Grease

Este amor es para siempre… aunque no nos veremos más.

Este pudo haber sido el «pitching» del creador de Grease a un posible productor. Con esta sencilla premisa se hizo un musical y después la película de 1978 con John Travolta y Olivia Newton John.  A estas alturas, «un clásico» de los musicales y comedias adolescentes. Podemos no compartir su calidad como film, pero es innegable que ha cautivado a una generación que ha transmitido su fascinación a las siguientes.

He de reconocer que al volver a verla para este post me ha cautivado la mezcla de puerilidad, comedia gruesa, pegajosas canciones y coreografías.

Ambientada en un High School californiano en los años ’60, su principal atractivo, además de música y danza es “la química” de sus protagonistas. Una historia sencilla, con tramas y relaciones explícitas que nos ofrece la posibilidad de hablar sobre el modo en que establecemos algunas de nuestras interacciones.

Sobre los estereotipos

Lo primero que reseñar, dado su contexto, es el uso de estereotipos para identificar a los personajes principales: Sandy (Olivia Newton John, la chica inocente; Danny Zuko (John Travolta) el chico malote pero de buen corazón; Rizos (Stockard Channing), la chica mala, libre sexualmente pero en el fondo herida y frágil; así con cada uno de los que tienen líneas de texto. Continuar leyendo «Son reales las expectativas del otro, o son lo que tú crees que quiere»