Deseo, amor, filias y estados de ánimo en un tórrido Madrid.

Kiki, El Amor Se Hace.

¿Qué estado de ánimo encierra esta comedia erótica festiva? ¿Qué hay tras las filias sexuales de los personajes? ¿Cómo un verano caluroso en Madrid puede ser una invitación a explorar? ¿Te atreves a explorar?


Siguiendo con los premios Goya, hablaremos de la comedia dirigida por Paco León estrenada el verano pasado.

Tuvo cuatro nominaciones, entre ellas al mejor guion adaptado, pero no subió ni una vez al escenario de la gala del sábado pasado.

Kiki, El Amor Se Hace, es la adaptación de una película australiana (The Little Death, 2014, Josh Lawson), re escrita por Fernando Pérez y el propio  León.

El argumento

Resultado de imagen de kiki el amor se hace

“Cinco historias de amor y de curiosas filias sexuales coinciden en un calenturiento verano madrileño. Dacrifilia, Elifilia, Somnofilia y Harpaxofilia son algunas de las particulares formas de obtener placer que descubren nuestros protagonistas, pero para disfrutarlas tendrán que decidir cómo integrarlas en sus vidas. Sus sentimientos, sus miedos y sobre todo su sexualidad se transforman rompiendo tabúes, adentrándose en una etapa nueva, emocionante y libre donde no se reniega ni del placer ni del amor.” (FILMAFFINITY)

Viéndola yo me reí. Pero hay más, tiene momentos de ternura y de intimidad que le dan interesantes matices a la historia.

¿Sabías que existen estas filias?

Es un relato sobre el descubrimiento de otras formas sentir placer y de amarse. De un modo inesperado o casual o por la aparición de otra persona en la relación, descubren que pueden explorar un modo diferente de sexualidad. Como es comedia, estas formas son bastante peculiares:

Dacrifilia: excitarse con las lágrimas o el llanto. Según Wikipedia está asociada sobre todo a varones, pero en Kiki, lo experimenta Candela (Candela Peña).

Elifilia: Excitación sexual por los tejidos (sábanas de seda, encaje, látex… no sigamos por ahí).

Somnofilia: Excitarse con la pareja dormida.

Harpaxofilia: la excitación causada al ser víctima de un robo (vaya las connotaciones psíquicas profundas que se pueden sacar de este comportamiento sexual).

Y finalmente hay un caso de poliamor: tres personas (o más) se aman y comparten relación –este es poli amor real, no aquel en que tú me amas a mí y yo me amo a mí, compartiendo el amor por la misma persona.

“Hay algo que no anda bien”
– ¿Te animas a mear…me encima? Que no pasa nada, que es normal.

Para llegar a descubrir sus formas diferentes de sentir placer, hay un proceso de búsqueda y exploración, la cual viene precedida por un común un factor: la frustración y, en algunos casos,  el resentimiento.

Y tiene sentido, porque a partir del desasosiego, de la inquietud o insatisfacción se comienza a buscar.

En cuatro de las historias, los personajes están disconformes con su vida sexual –no necesariamente con el amor hacia su pareja- y en algunos casos guardan un resentimiento hacia el otro dado que no encuentra la deleite que esperan. También lo viven con una sensación de culpa o auto castigo, de no sentirse capaz de dar al otro lo que espera o necesita.

El resentimiento, ese vaso de veneno (que te tomas para que el otro muera)http://vignette4.wikia.nocookie.net/inciclopedia/images/9/99/Frasco_Veneno.JPG/revision/latest?cb=20100314030127

Hay una de las historias, quizá la más oscura, que por momentos se aleja de la comedia y entra de lleno en el drama, la del cirujano plástico, José Luis (Luis Bermejo), y Paloma, su mujer en silla de ruedas (Mari Paz Sayago). En este caso el resentimiento lo vive ella, al parecer culpándolo del accidente y su actual estado de postración.

Es llamativa también la abnegación y resignación de José Luis que la cuida a pesar de la frialdad y casi maltrato con que ella lo trata. Hasta que por casualidad descubre que… No voy a desvelar su hallazgo, sólo decir que le produce placer a él pero ella ni se entera. Ello con la “complicidad”, más bien extorsión, de la criada que quiere agrandar sus pechos aprovechando la especialidad del cirujano.

Él da rienda a su deseo sexual, pero la relación sigue teñida por la rabia que subyace.

Lo bonito de esta historia es que al final, las cosas podían ser distintas y de un modo mucho más fácil de lo que parecía, y lo logran (es comedia, es cierto, pero también nos da una pista a los atascos en la relación de pareja).

De la insatisfacción a la recompensa (o no)

Si pudiéramos definir un patrón de las cinco historias sería: insatisfacción – frustración – exploración – encuentro de una nueva forma de relación (sexual y de pareja.

Pero el patrón insatisfacción, exploración, recompensa (o castigo dependiendo del género), es propio de la gran mayoría de las historias, incluso del “Viaje del Héroe” (ya nos referiremos en otra entrada sobre el monomito).

Pero, lamentablemente, no siempre lo es en la vida de los espectadores ni de los que no van al cine, obvio.

¿Cuántos somos?

Con frecuencia nos encontramos sumidos en un sentimiento o un estado de ánimo de insatisfacción y nos sumergimos en el resentimiento, quedándonos pegados ahí.  No logramos convertirlo en un motor para cambiar y para explorar. Posiblemente no sabemos que podemos salir de allí.

Alimentamos ese ciclo de frustración con más y más argumentos que confirmen lo mal que lo pasamos, especialmente si culpamos a otro (persona, institución, cultura, país, época, Dios, mercado…).

Resumiendo: nuestra sensación de desasosiego, de insatisfacción, de incomodidad podemos usarla como motor, como inspirador de una búsqueda de algo nuevo y mejor; o podemos instalarnos en el resentimiento, esto es, en la rabia permanente.

También hay otro camino, esperar que se pase solo, “que el tiempo lo cure”. Pero es una vía peligrosa porque puede que ese cambio “natural” nunca ocurra.

Mira con atención

¿Puedes identificar áreas de tu vida en las que te sientes insatisfecha/o, incómoda/o? ¿Qué haces para modificar ese estado? ¿Eliges explorar nuevas vías para satisfacer lo que te tienen intranquila/o? ¿Eliges culpar a otro, permitiendo que la frustración y el resentimiento sean tu estado de ánimo preponderante?

Y aprovechando que estamos con Kiki: ¿Cómo te llevas con tus filias… y tus fobias?

Deja tu comentario (si estás en vena).

Kiki el amor se hace (2016)

Guion: Paco León, Fernando Pérez (historia original de Josh Lawson)

Dirección: Paco León

Con: Ana Katz, Belén Cuesta, Natalia de Molina, Álex García, Candela Peña, Luis Callejo, Paco León, y más.

IMDB    Filmaffinity

5 opiniones en “Deseo, amor, filias y estados de ánimo en un tórrido Madrid.”

  1. Use the strategies you understand – Pick 2-3 in the strateges
    that you feel you’re best at annd employ them to promote your
    site. This indicates that the person is able to acquire articles or blog posts
    shared and this ccan bbe a great person to negwork with.
    All these new terms can be a little confusing, so put simply, if you need to
    have a very real presence online, you need to become highly ranked inside search resuls
    pages.

  2. Thhe Nokia X3 Red Mobile carries a MP3, MP4, e-AAC+, WMA video and audjo files are eadily playable around tthe cell.

    When similar sitations arise all cars iin front of the leader are allowed
    to pass the ppace car and tag to thhe rear of the pack. Skinny Jeans – This piece will usually
    remain stylish since iits flatters all body shapes and sizes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *